Un clásico de carne con una pequeña innovación: una guarnición de mandioca, un tubérculo procedente de las regiones tropicales de América, conocido más comúnmente en España como “yuca”, nombre que recibe también en algunos de los países de origen.

Print Recipe

Tiempo elaboración:

Ingredientes
Elaboración
  1. Haga un corte a lo largo los solomillos abriéndolos como un libro. Vierta una cucharada de brandy; espolvoree con pimienta, sal y el cebollino picado; y coloque en fila los higos cortados en mitades. Cierre la carne y ate con una cuerda, póngalo sobre una bandeja de horno untada de aceite, sazone con pimienta y sal y métalo durante 35 minutos en el horno precalentado a 190ºC.
  2. Después de retirar la fuente del horno aparte la carne y ponga la fuente con en líquido sobre el quemador a fuego medio, añada una cucharadita de harina, remueva, y vierta el caldo y el resto del brandy.
  3. Para el acompañamiento, pele bien las mandiocas poniendo atención en que no queden partes “rosadas”, ya que son de sabor amargo. Primero hay que hervirlas 20-25 minutos hasta que estén blandas, después se retiran del agua, se cortan en bastoncitos y se fríen hasta que estén dorados.
  4. Se sirve la carne cortada con la salsa y las mandiocas.
Trucos y Consejos

2 Respuestas

  1. Alberto Rincón

    vaya pintaza la verdad. que curioso lo del caldo, crei que se echaria mientras se hace el solomillo

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*