Lo se, la foto es horrible. Casi ni apetece comérselo. Pero no siempre se tiene el sitio y el tiempo para preparar una foto decente!

En este caso, estaba en la sociedad con mi móvil, una mesa sucia alumbrada con unos fluorecentes, y unos comensales hambrientos.

Pero no voy a poner mas excusas, solo os digo que os recomiendo este plato sanote y fresquito, y que está muuuy bueno.

Print Recipe

Tiempo elaboración:

150 minutos
Ingredientes
personas
Elaboración
  1. Limpiamos la ventresca y la hacemos dados de un centímetro. Esto es un peñazo para alguien de destreza media en estos menesteres como yo, asi que si no tenéis tiempo-ganas, coged una rodaja que os será más fácil.
  2. La marinamos un par de horas en salsa teriyaki y el zumo de una de las limas. Un truco es que no apretéis la lima hasta el final (para extraer su zumo), puesto que la última parte os agregará amargor.
  3. Una vez que ya casi han pasado las dos horas escurrimos el líquido lo mejor que podamos, y salteamos ligeramente el bonito. De forma de quede hecho por fuera y crudo por dentro. Lo dejamos templar.
  4. Cortamos en daditos el tomate y el aguacate, los salamos, y lo ponemos en la base del plato a modo de cama. Si tenéis um molde mejor, yo no tenía en ese momento y el emplatado como se ve era un disaster.
  5. Añadimos por encima el bonito, cilantro picado al gusto y cebolleta picada (la parte verde también serviría). Y por encima echamo un chorrito de aceite y un poco de zumo de lima. Listo!!
Trucos y Consejos

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*