Todos tenemos uno de esos platos que nos encantan, pero que por precio tampoco son para comer a diario.

Las kokotxa son un capricho, de esos que te das el fin de semana, un cumpleaños o un día que te apetece cuidarte.

A mi me encanta la forma de hacerlas en Donosti, que es bien fácil.

Print Recipe

Tiempo elaboración:

30 minutos
Ingredientes
personas
Elaboración
  1. Ponemos en una cazuela aceite muy abundante y cuatro dientes de ajo picaditos a fuego bajo. Opcionalmente también podemos echar una cayena picadita.
  2. Cuando los ajos ya estén, subirán a la superficie. Sin dejar que estos se coloreen, echamos las kokotxas (sazonadas previamente). A las kokotxas se les puede quitar unas pequeñas barbas que tienen con unas tijeras.
  3. Rehogamos durante 3-4 minutos, moviendo la cazuela para que la salsa vaya gelatinizando. Nunca tiene que llegar a hervir.
  4. Añadimos poco a poco el chorro de txakoli (o vino blanco) fuera del fuego y sin dejar de menear (adelante y atrás). Volvemos al fuego y seguimos moviendo hasta conseguir una salsa ligada. Al final, espolvoreamos abundante perejil picado.
Trucos y Consejos

Se puede modificar esta receta quitando el perejil y moviendo má las kokotxas, para hacerlas al pil-pil.

En las placas de inducción se puede poner un papel de cocina entre la cazuela y la placa, para mover la cazuela con tranquilidad y sin rayar.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*