¿Ya hemos hecho algún tartar en wikicocina antes?. La respuesta es sí. Pero en esta ocasión variamos lo ingredientes y creamos un aliño a base de mostaza para el salmón. ¿Y por qué esta variante?  (mira que estáis hoy preguntones). Pues porque se me iba a caducar un bote de salsa Worcestershite y en algo tenía que utilizarlo. Y advierto que es posible que pronto haya una nueva receta con esta salsa, porque se usa tan poca cantidad normalmente, que no hay quién se acabe el bote.

El salmón es un pescado que me encanta, pero es verdad que cuando lo hago a la plancha me parece muy grasiento. Grasa de la buena, pero grasa. Y supongo que es porque lo cocinamos con la parte entre la piel y la carne, que es donde ésta más se concentra. Por eso, si lo como en tartar, en ceviche o en sushi , me resulta más apetitoso. Pero también es verdad que, no sé por qué razón, a mi me gusta todo tirando a crudo. Debe ser algún gen que me une a mis antepasados neanderthales, esos por los que tengo también unos colmillo afilados y una barba que me crece en menos de un día.

Y alguno dirá también: hace dos días que sacáis un post sobre pesca sostenible y ¿vas y compras un salmón? Pues sí, porque la carne es débil y el salmón está muy bueno. Como en todo, hay que pecar un poco, de vez en cuando. Que soy de los que, si no tiro un papel a reciclar, me siento mal y todo. ¡No me critiquéis tanto!

También os digo, algún día me voy a Alaska y me pongo tibio a salmón salvaje. Que no todo va a ser para los osos y las foquitas.

Y os recuerdo que en la receta podéis variar el número de comensales, y las cantidades se ajustan automáticamente. ¿Magia? No, es Wikicocina.

Print Recipe

Tiempo elaboración:

40 minutos
Ingredientes
personas
Elaboración
  1. Empezamos limpiando el salmón, asi que le quitamos la piel y lo desespinamos. Luego lo cortamos en dados de 1 cm. Aquí si tenéis un buen cuchillo usadlo, porque el salmón quedará cortado bonito y con mimo, en vez de medio triturado.
  2. Ahora en un recipiente vamos mezclando la salsa worcestershire, la salsa de soja, la mostaza, la mitad de las alcaparras (picaditas) y aceite de oliva al gusto.
  3. En un bol ponemos el salmón y añadimos el condimento hasta que veamos que hay cantidad suficiente a nuestro gusto. Lo mezclamos con cuidado para que el salmón no se estropee.
  4. Pelamos los tomates y les quitamos las pepitas y el líquido que tienen. Lo cortamos en dados de algo menos de un centimetro y lo salamos.
  5. Cortamos el aguacate tambien en dados de algo menos de un centimetro. Cuidado que si lo dejamos mucho tiempo se oxida.
  6. Picamos finita la cebolleta.
  7. Emplatamos los ingredientes a temperatura ambiente o ligeramente frescos. Mejor con un aro de metal (si tenemos) y en el siguiente orden; debajo una capa de tomate, luego una capa de aguacate y luego una capa de salmón máss alta que las anteriores. Por último ponemos encima unas alcaparras y un poco de cebolleta picada.
Trucos y Consejos

-A la hora de emplatar es mejor prensar ligeramente las capas de condimentos, para que no se nos desmonte todo al retirar el molde. Y si le damos unas pinceladas del aliño al plato, ya quedamos como profesionales.

-Si os sobra aguacate, lo mejor es guardarlo en su propia piel y con el hueso, para que se oxide lo menos posible. Y si ya lo habéis picado, pues dentro de una tartera pero con el hueso también.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*