El verdel, o caballa es, en la mayoría de los sitos, un pescado tremendamente infravalorado. A mí no me viene mal porque es uno de mis favoritos y el precio es muy bueno. Esta vez lo he hecho a la parrilla en una improvisación que salió muy interesante. Sólo tenemos que tener cuidado al cocinarlo porque, al ser un pescado más bien pequeño se nos puede secar rápidamente y, lo más importante, ¡Ojo al comerlo! Tiene muchas espinas.

En lugar de limón, que es un clásico compañero del pescado, he utilizado limas para hacerlo un poquito más exótico y para acentuar más esa idea, he añadido pimienta de Sichuán, que tiene un sabor cítrico muy agradable y es un poco picante. Esta pimienta es muy utilizada en la cocina oriental, y a pesar de su nombre no está emparentada con la pimienta negra (Piper nigrum), sino que se obtiene de un pimiento originario de la región china de Sichuan. Es un caso parecido al de la pimienta de cayena, que tampoco es pimienta.

Print Recipe

Tiempo elaboración:

Ingredientes
personas
Elaboración
  1. Lo primero es hacer la brasa con carbón vegetal. Si tenemos un sitio para hacer el fuego distinto del que usaremos para cocinar siempre será mejor, así debajo de la parrilla pondremos sólo la brasa que necesitemos para cocinar, mientras tenemos otro tanto reservado para ir alimentando según haga falta. Y otra cosa muy importante: hay que tener paciencia y esperar a que la brasa se haga del todo, nunca hay que iniciar la cocción cuando está a medio hacer, con carbones sin quemarse o quemados a medias.
  2. Mientras se hace el fuego, ponemos dentro de cada verdel tres o cuatro rodajas finas de lima, las que quepan, según el tamaño del pescado y las limas. Los pescados deben estar solo destripados, el resto hay que dejarlo intacto. Cuando tengamos la brasa preparada ponemos los verdeles sobre la parrilla con un fuego medio. Tardarán entre 15 y 20 minutos entre un lado y el otro, controlando siempre que no se pasen. Cuando consideremos que están listos los sacamos y los abrimos. Si el espinazo se desprende de la carne con facilidad es que están bien.
  3. Con los pescados abiertos sobre una fuente abrimos un par de limas y lo rociamos todo. Añadimos sal, pimienta de Sichuán a gusto y echamos por encima una generosa cantidad de hojas de rúcula. Y ya está, rápido a la mesa, que se enfrían.
Trucos y Consejos

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*