La receta de hoy es un sencillo aperitivo, que allí donde va, triunfa: las anchoas. La abuela de mi pareja, (una mujer admirable con 11 hijos y una salud de hierro), las suele preparar como aperitivo para las “regatas”. Y como se te ocurra llegar 10 minutos más tarde de lo previsto, a lo mejor, con un poco de suerte, llegas para untar el pan en el aceite.

Las regatas, para quien no las conozca, es una competición de traineras (“las olimpiadas del remo”), que se celebra durante los dos primeros domingos de septiembre, en Donostia (Guipúzcoa). La ciudad se llena de “cuadrillas” que visten las camisetas con el color de su equipo. Por la mañana, van todos inmaculados a ver la competición y, después, a medida que se vive la fiesta en la Parte Vieja de la ciudad durante todo el día, esas mismas camisetas van tornando hacia color “kalimotxo” y bebidas varias… Es una de las grandes fiestas de día que se celebran aquí, así que apuntárosla para una próxima escapadita.

Volviendo a la receta, es tan fácil que siempre sale bien. Eso sí, cuanto mayor sea la calidad de la anchoa, mejor, tampoco es cuestión de dejarse el sueldo. La combinación requiere sólo 4 ingredientes: el perejil, le aporta el aroma de la hierba fresca, la cebolleta, suaviza y equilibra la potencia de este producto, dándoles además un toque crunchi y, como no, las preciadas anchoas.

Para la maceración se usa bastante cantidad de aceite. Pero si sobra, ni se os ocurra tirarlo, que está buenísimo. Coge un gusto a anchoas maravilloso y te servirá para cocinar, aliñar una ensalada, una pasta o lo que queráis.

Hay recetas que son buenas de por sí. Pero siempre siento la necesidad de hacer una versión a mi gusto, por lo que os pongo dos; la original, y la wikicocina-style. Tengo que decir que se organizó una cata de ambas, y la versión Wikicocina fue la ganadora. Pero para gustos los colores.

Print Recipe

Tiempo elaboración:

4 horas
Ingredientes
pintxos
Elaboración
Anchoas marinadas al estilo de la abuela
  1. Una horita antes de empezar sacamos las anchoas del frigo, para que vayan atemperándose, y sea más fácil después sacarlas del envase.
  2. Sacamos todas las anchoas con cuidado para que no se rompan (en este punto yo las suelo dejar caer ayudándolas con unos golpecitos en el tarro). Las escurrimos y reservamos.
  3. Picamos las cebolletas en pluma muy fina. También picamos las hojas del perejil.
  4. En un recipiente pequeño y con algo de altura colocamos la mitad de los filetes de anchoa, sin montar los unos con los otros (lo que ocupen los filetes es el tamaño aproximado que debe de tener el recipiente que utilicéis).
  5. Echamos por encima la mitad de la cebolleta picada y la mitad de perejil.
  6. Hacemos una segunda capa repitiendo la operación, y cubrimos con el aceite de oliva. Tapamos el recipiente y dejamos en el frigorífico unas 4 horas.
  7. Media hora antes de servir lo sacamos del frigorífico, para que vaya atemperándose.
  8. Servimos el pan por un lado, y una fuente con las anchoas por el otro. La gente ya se encargará de ir sirviéndose según come.
Anchoas marinadas al estilo wikicocina
  1. Hacemos todo igual que en la anterior versión, pero en lugar de echar perejil echamos el cilantro rallado y el jengibre.
Trucos y Consejos

Se me ocurren un montón de ingredientes que también le puede ir bien añadir: ralladura de cítrico, guindilla, otras hierbas aromáticas...

Así que probad y nos contáis!.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*