El vermú es una bebida muy refrescante que ahora en verano está fenomenal y que se suele tomar a la hora del aperitivo. Antes que nada, una aclaración: el martini es, en su forma básica, vermouth con ginebra, no hay que confundirlo con la marca comercial homónima, que es sólo vermú.

Hay infinidad de formas de preparar un martini. Puede ser con vermouth seco o rojo, y siempre mezclado con ginebra o vodka, a partir de ahí, la imaginación puede hacer de las suyas. En general, necesitaremos una coctelera para prepararlos. La forma de usarla es añadiendo primero el hielo y moviéndola un poco para que se enfríe, luego van las bebidas, mezclamos bien y colamos en un vaso o copa sin hielo. Como paso final, decoramos y aromatizamos con naranja, limón, aceitunas o lo que se nos ocurra, al gusto.

La copa de martini es muy conocida: un cono invertido con un pie largo que, según la tradición, es la que se usa, con la excepción del negroni. Yo considero que esas normas no son inviolables y podemos usar los vasos o copas que nos gusten, como el que he elegido yo para la foto. Y otra cosa, si a alguien le gusta tomarlo con hielo no ha de ser ningún pecado, pero mejor añadirlo directamente en el vaso porque sino, después de un rato, los hielos tenderán a derretirse y acabará quedando muy aguado. Especialmente, si hace calor, como estos días.

Martini clásico

1 parte de ginebra
1 parte de vermú seco
Hielo picado
1 aceituna
Corteza de limón

Se pone el hielo en la coctelera y se remueve para que se enfríe. Luego se añaden la ginebra y el vermouth; cuando esté bien frío y mezclado se cuela sobre una copa y se decora con la aceituna. Por último, retorcemos la corteza de limón y la pasamos por el borde de la copa.

Martini dulce

2 partes de ginebra
1 parte de vermouth rojo
1 cereza al marrasquino

Después de poner el hielo en la coctelera se añaden la ginebra y el vermouth, se mezcla y se cuela en una copa; finalmente se decora con una cereza al marrasquino, es decir, una guinda.

Vodka Martini

2 1/2 partes de vodka
1/2 parte de vermú seco
Un espiral de piel de limón para decorar

En una coctelera, con un puñado de hielo, se vierte el vodka y luego el vermú. Después de mezclarse bien se cuela en la copa y se decora con la espiral de limón.

Negroni

3 partes de vermouth rojo
3 partes de bitter (por ejemplo, Campari)
4 partes de ginebra
1 rodaja de naranja
1 trocito de piel de limón
Hielo

En la coctelera mezclar el hielo, el vermú, el bitter y la ginebra. Colar en un vaso bajo y decorar con la rodaja de naranja y el trocito de limón.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*