Una de las mejores maneras de combatir el caluroso verano que nos toca vivir en este lado del mundo es teniendo a mano una refrescante copa de esta bebida de origen caribeño que, dicen, debe su nombre a que fue preparado por primera vez en 1898 en la cubana playa Daiquirí.

La versión más clásica es la que se hace con ron blanco, lima y azúcar, pero esta vez haremos una cosa un poco distinta.

“La bebida no podía ser mejor, ni siquiera parecida, en ninguna otra parte del mundo… Hudson estaba bebiendo otro daiquirí helado y al levantarlo, pesado y con la copa bordeada de escarcha, miró la parte clara debajo de la cima frappe y le recordó el mar”

Ernest Hemingway en ‘Islas a la deriva’ (1970)

Print Recipe

Tiempo elaboración:

15 minutos
Ingredientes
personas
Elaboración
  1. Lo primero que haremos será pelar las frutas, trocearlas y meterlas en la batidora, añadimos el zumo de piña y licuamos bien todo. Es importante prestar atención a la calidad del mango, en España no es fácil encontrar buenos ejemplares de esta fruta; lo principal es que esté bien madura. Una vez licuado agregamos el ron a gusto y terminamos de mezclar.
  2. Colocamos una buena cantidad de hielo granizado en los vasos y servimos. Ya está, facilísimo. Hay que servirlo frío.
Trucos y Consejos

3 Respuestas

  1. Iñigo Egizabal

    Perfecto!!! Muy buena pinta y muy apropiado para el veranito!!!

    Responder
  2. Amaia

    Aquí lo importante es ser generoso con el ron. Con Cacique Añejo queda… de lujo. (Perdón por poner la marca, no sé si está permitido, jajaja). Bueno, cualquiera queda rico.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*