Cada vez que paso cerca de Aranda de Duero (Burgos, España), aprovecho para sentarme a comer un excelente cordero lechal al horno de leña y con un buen vino de Ribera. Como mandan los cánones. Aunque debo reconocer que hay más pueblos a lo largo del ancho mundo que tienen muy buen cordero, por el de Aranda tengo una debilidad especial.

Ahora que se acerca la Navidad, los que la celebréis -aunque solo sea comiendo-, podéis hacer este suculento plato, sencillo y exquisito. Eso sí, id cogiendo sitio en el gimnasio y desempolvando el chandal.

Aquí os proponemos un cordero lechal de la forma más sencilla. Sin aderezar sus sabores, porque no le hace falta. Este tipo de carne es sabrosa y no requiere de grandes elaboraciones.

Solo es necesario un buen cordero, que sea lechal y de calidad. El producto lo es todo y en este caso que es el protagonista, más aún. Estos corderos tienen unos 25-30 días de vida y pesan 6-7 kilos en canal, por lo que la jugosidad y el sabor de la carne son inigualables. ¡Vamos al tema!

Print Recipe

Tiempo elaboración:

100 minutos
Ingredientes
personas
Elaboración
  1. Cogemos una fuente lo suficientemente grande como para que podamos meter la pierna de cordero entera. En ella, pondremos medio dedo de agua, aproximadamente.
  2. Le damos 3-4 cortes a la pierna, que no sean demasiados profundos (no hará falta si está troceada). La salamos por los dos lados y la ponemos sobre la fuente con la piel hacia arriba. La untamos con la manteca por toda la parte de arriba, dejando unos pequeños cachitos dentro de los cortes.
  3. Lo metemos al horno, previamente calentado a 180ºC. Lo dejamos una hora por ese lado y luego lo sacamos para darle la vuelta y echarle un poco del agua-salsa por encima, apra que no se reseque y que vaya absorbiendo sus propios jugos.
  4. Si vemos que tiene poca salsa le añadimos y, si al final nos queda demasiada, la podemos reducir en un cazo o reservarla para otros platos. Este tipo de jugos y caldos, son oro para nuestras elaboraciones posteriores.
  5. Volvemos a meterlo y lo dejamos otros 45 minutos, aproximadamente.
  6. Sacamos y troceamos para servir.
Trucos y Consejos

Vigilad que las dos parte queden bien hechas, churruscaditas. Si no, lo podéis meter los últimos minutos, por cada lado, cerca del grill.

Para completar la comida es perfecto una abundante ensalada con cebolla y un buen vino tinto.

Una Respuesta

  1. Comida casera

    Mmm. me encanta esta receta, en mi casa solemos hacerla en navidad, pero añadiéndole también un poco de jugo de limón, y el resultado es fantástico.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*