Me fastidia ver por la calle a ese grupo de personas que se pasa dos horas al día en el gimnasio. Me parece injusto para aquellos de nosotros que preferimos gastar nuestro tiempo en cosas en las que se suda menos (aunque prueba a encargarte de una barbacoa…). Para ellos meto esta receta de postre, a ver si así les fastidio la operación bikini y hago que luzcan alguna buena lorza este verano.

Igual he exagerado un poco. Por tomar un buen postre de vez en cuando no pasa nada. Asi que vamos a olvidarnos por un día de calorías, de trajes de baño, y de gimnasios, para dejar hueco al azúcar y la mantequilla. Aunque reconozco que soy el primero que tengo que controlar mi dieta. Porque es verdad que si doy rienda suelta a mis deseos, me acabo desayunando todos los días un croissant con chocolate, y mi única abdominal se haría más fuerte aun.

Esta receta la he hecho ya más de una vez en alguna comida que he cocinado, y la verdad es que siempre ha sido un éxito. Asi que se la puedes hacer a tus amigos, o se la puedes hacer un fin de semana a tu pareja, y ganarás puntos. Para que uses esos puntos ya es cosa tuya y de tu mente perversa.

Print Recipe

Tiempo elaboración:

75 minutos
Ingredientes
personas
Elaboración
  1. Pelamos las manzanas y las cortamos en dados de 1 cm.
  2. Salteamos las manzanas con la mantequilla y el azúcar, hasta que cojan un color dorado. Tardará unos tres cuartos de hora. Sacamos y dejamo enfriar
  3. Mezclamos la manzana con la cobertura de chocolate blanco (troceada) y las almendras fileteadas.
  4. Abrimos la bolsa de las obleas de pasta brick. Según vamos cogiendo tapamos el resto con un trapo húmedo. Se secan muy rápido y luego es imposible hacer nada.
  5. Recortamos las obleas del tamaño de un plato aproximadamente, y en el centro (donde irá la manzana) ponemos un cuadrado de pasta brick de unos 5x5 cm. Esto hará que no se rompan al humedecerse con la mezcla.
  6. Echamos en el centro la manzana, y cerramos los saquitos. Los sujetamos con una tira de pasta brick o con cuerda para horno.Saquitos de pasta brick de manzana con sopa de vainilla. Rellenando los saquitos.
  7. Metemos al horno durante 6-7 minutos, a 180º.
  8. Para la sopa de vainilla cogeremos un helado de vainilla y lo derretiremos para ponerlo en el fondo del plato. Aunque si tienes tiempo, puedes hacer una sopa inglesa y quedará mejor.
  9. Ponemos el squito encima de la sopa y listo
Trucos y Consejos

Se pueden guardar congelados. No tenemos mas que meterlos 5 minutos al horno (ya precalentado) a 180º, para que estén listos para servir.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*