Con el mal tiempo y la lluvia golpeando contra la ventana, nos imaginamos con una taza humeante en la mano y  soplando un caldo caliente. Como si de un anuncio de sopas se tratara.

Pero para degustar esta sopa, es mejor que estemos sentados delante de un plato hondo.  Y con cuhillo y tenedor!! Así podremos cortar el huevo y atacar a los mejillones a gusto (usando sus cáscaras como cucharas).

Una Respuesta

  1. edurne

    jaja, alberto, peazo de entrada!! o sea q asi estabas cuando ibamos a empezar la sopa? yo q no me entere…la foto te la teniamos q haber sacado a ti!!
    muchas gracias x la publicidá!! besazo!!

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*