El sábado tenía una lubina en el congelador que ya estaba pidiendo que hiciera algo con ella. Asi que, para probar el nuevo cuchillo para sushi que me he comprado, pensé en un tiradito.

Y es que todavía estamos en verano, y apetece un plato fresquito de este tipo. ¿Y que es un tiradito?, dirá más de uno. Pues es un plato similar a un ceviche, solo que en vez cortar el pescado en dados se corta en filetes. Como si fuera un sashimi, pero en pedazos de bocado que luego marinaremos.

Al echarle después la lima, prácticamente en nada de tiempo el cítrico ya ha hecho su trabajo y lo podemos comer, crudito por dentro.

Ya había probado máiz tostado en vez de otras variedades que se suelen poner, y la verdad es que le va muy bien el punto crujiente. Y encima es fácil de encontrar en cualquier tienda de chucherias.

El cilantro sin embargo, según donde vivas, o te dan tan medio kilo o tienes que andar dos kilómetros para que te claven por cuatro hojas en una tienda delicatessen. Y esto me recuerda que debería plantarlo en casa para tener siempre a mano.

Vamos con la receta:

Print Recipe

Tiempo elaboración:

40 minutos
Ingredientes
personas
Elaboración
  1. Lo primero que vamos a hacer es limpiar el pescado y dejarlo listo para filetearlo en el último momento. Asi que cogemos y sacamos los lomos, limpiamos de piel y sacamos las espinas con una pinza. Lo guardamos en el frigorífico.
  2. Ahora picamos la cebolla morada muy fina y la ponemos en agua (para que pierda parte de su sabor tan fuerte). En unos cinco minutos la escurrimos y la secamos bien, con un poco de papel, y la reservamos.
  3. Picamos el tallo verde de la cebolleta en aros, y las hojas de cilantro y reservamos.
  4. Machacamos el maíz tostado en un mortero hasta que quede hecho migas.
  5. Cortamos el aguacate en rodajitas finas de unos 2 mm de grosor.
  6. Ahora sacamos el pescado y lo fileteamos en trozos pequeños de unos 2 mm de grosor. Lo vamos emplatando, alternando bocado de lubina con rodaja de aguacate del mismo tamaño.
  7. Echamos por encima un poco de cebolla roja, aros de cebolleta, cilantro, y maíz tostado. Ponemos un poco de ají amarillo picado si tenemos, o de pasta de ají. O cualquier otro picante en su defecto.
  8. Exprimimos la lima por encima del pescado sin llegar a aplastarla del todo, para que no amargue. Y en dos minutos listo para comer!! Si ya eres un profesional lo habrás hecho tan rápido como para que el pescado este fresco, sin estar frío.
Trucos y Consejos

Se puede echar la lima y poner el maíz tostado a la hora de servir si queremos que este perfectamente crujiente.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*