Otro clasicazo de la gastronomía. Es bastante elaborado pero queda de maravilla y a todo el mundo le gusta. Merece la pena el esfuerzo.

 
Print Recipe

Tiempo elaboración:

75 minutos
Ingredientes
personas
Elaboración
  1. Se cortan los pimientos verdes y la cebolla muy pequeño y se pone al fuego lento en una sartén con aceite hasta que se poche. Se añade el bacalao troceado o desmigado hasta que se haga, se sala si es necesario.
  2. Utilizamos la misma mezcla para hacer la bechamel, añadiendo sobre el sofrito anterior harina, leche y aceite o mantequilla. Es importante echar siempre un pelín de nuez moscada o pimienta negra a la bechamel.
  3. Cuando la bechamel está lista la dejamos a fuego lento unos 20/30 min. Luego dejamos enfriar.
  4. Con paciencia y con una cucharilla vamos rellenando todos los pimientos y los dejamos sobre una bandeja.
  5. Rebozamos cada pimiento con harina y huevo y freímos en una sartén con aceite.
  6. Ponemos los pimientos en una cazuela de barro y se añade el tomate frito.
Trucos y Consejos

En vez de salsa de tomate queda genial si se hace un salsa batiendo con la batidora unos cuantos pimientos de piquillo y nata de cocinar. Quedará una salsa muy cremosa y un pelín fuerte, muy adecuada para este plato.

Para que el tomate parezca casero se puede poner mientras se hace el resto de cosas en una cazuela al fuego con un poco de la cebolla y el pimiento verde frito.

Esta misma receta se puede hacer sustituyendo el bacalao por carne picada y quedarán unos ricos pimientos rellenos de carne.

 

 

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*