Este año ya varios amigos aficionados a la recolección de setas me han dado en distintos momentos algunos kilitos de níscalos, la mayoría de ellos fueron a parar a la cazuela con patatas y demás cosas para acabar guisados, como en la receta ‘Níscalos con patatas‘, que ya dí una vez. Con los restantes se me ocurrió hacer este crepe de níscalos con cebolla caramelizada y bechamel con virutas de jamón.

Crepe niscalos cebolla caramelizada - elaboracion

 

Print Recipe

Tiempo elaboración:

70 minutos
Ingredientes
personas
Elaboración
  1. Lo primero que tenemos que hacer es la masa de los crepes, para ello ponemos la harina en un bol y hacemos un hoyo en el medio donde añadiremos los huevos, una pizca de sal y una cucharada de mantequilla derretida. A continuación añadimos la leche a tramos mientras vamos integrando todo con una cuchara de madera teniendo cuidado de que no se formen grumos. El resultado debe ser una crema bastante líquida que dejaremos reposar 20 minutos.
  2. Mientras tanto cortamos la cebolla en juliana y la rehogamos con un poco de aceite y sal a fuego lento, cuando esté transparente y un poco blanda añadimos el azúcar y la dejamos un rato más hasta que se caramelice un poco. Por otra parte, limpiamos bien los níscalos quitando las partes verdes o feas y los cortamos en láminas no muy finas que, junto con un poco de aceite y sal, pondremos en una sartén a fuego medio hasta que estén cocinados.
  3. En otra sartén, lo más nueva posible, iremos haciendo los crepes poniendo primero un poco de mantequilla al fuego y cuando esté bien caliente una cucharada de la masa que hicimos al principio. Primero vamos inclinando la sartén para que la masa se extienda uniformemente y después la movemos en círculos para que no se pegue. Cuando la parte de abajo tenga un poco de color le damos la vuelta, lo dejamos unos segundos más, lo retiramos y volvemos a empezar con otro.
  4. Una vez que tengamos todos los crepes hechos mezclamos la cebolla con los níscalos y los vamos rellenando. Finalmente los cubrimos con la bechamel caliente a la que anteriormente habremos añadido el jamón desmigado.
Trucos y Consejos

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*