Aquí va un plato delicioso de pasta.

Lo prepare un día en la sociedad, y acabé con la paciencia de más de uno, dado que lleva bastante tiempo hacerlo, y el hambre parece que apretaba.

Tenía ganas de emular esos platos de pasta con mariscos y pescados que había disfrutado en mis saltos a Italia, y que han quedado fijos en mi recuerdo.

Pero no sabía que tal me iba a salir, y aunque evidentemente se puede mejorar, me parece que no quedó nada mal.

Print Recipe

Tiempo elaboración:

150 minutos
Ingredientes
personas
Elaboración
  1. Empezamos limpiando el pescados, los langostinos, las almejas y los mejillones. Reservamos.
  2. Rehogamos con un chalota cortadita,  los despojos de la cabraroca y las cabezas de langostino a fuego fuerte.
  3. Cuando este tostado añadimos un chorro de vino blanco (con él despegamos el tostado que se fija en la sarten).  Dos minutos y añadimos agua para hacer el caldo y salamos. 10 minutos  a fuego bajo (sin que llegue a hervir) y sacamos. Mientras se hace vamos cortando en daditos el pescado, los langostinos y el pulpo.
  4. Hay que tener en cuenta que tiene que haber caldo para que haga de salsa para la pasta, asi que hay que hacer suficiente. Teniendo en cuenta que después coceremos en el más cosas y va a reducir.
  5. Rehogamos ahora el resto de la chalota, el ajo y el pimiento verde cortada en brunoise (cuadradritos de 1mm) junto con la cayena picada muy fino. Cuando esté, echamos las almejas a fuego fuerte y tapamos. En cuanto se abran todas las almejas las retiramos de la olla (no hay que esperar a que se hagan) y dejamos el caldo que nos han dejado.
  6. Juntamos en esa olla el caldo de pescado que hemos hecho antes con los jugos de las almejas y ponemos al fuego con los mejillones, el pescado, los langostinos, el pulpo cocido y el tomate. Salpimentamos. Cuando se haga todo tiene que quedar liquido, y hay que tener cuenta que se nos va a consumir parte después, por lo que hay que dejar liquido suficiente para que no quede la pasta seca ni sea una sopa. Si vemos que se queda corto mejor añadir agua...
  7. Mientras ponemos la pasta a cocer con abundante agua y sal.
  8. Cuando el pescado y los mariscos estén hechos, lo sacamos del fuego y echamos las almejas, la albahaca, el perejil y el orégano.
  9. Escurrimos la pasta, mezclamos las dos cosas y a la mesa!!
Trucos y Consejos

El secreto, como todo, es ese caldo que hemos logrado a base de aprovechar los jugos de cada materia. Una salsa deliciosa, con un toque picante perfecto.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*