Ha cambiado el tiempo, parece que el invierno ya se ha instalado y vamos queriendo comer cosas más calóricas. Este plato es muy popular en Argentina, producto de las fusiones que allí se han dado.
Así es como yo lo preparo:

Print Recipe

Tiempo elaboración:

60 minutos
Ingredientes
personas
Elaboración
  1. Cortamos la carne en trozos medianos, son para comer con cuchillo y tenedor, de manera que no hace falta que sean pequeños. Una vez los tengamos cortados los doramos en una cazuela con un poco de aceite y a continuación añadimos la cebolla y el diente de ajo bien picados y removemos todo.
  2. Cuando la cebolla esté blanda llega la hora de incluir las zanahorias peladas y cortadas en rodajas, junto con los tomates. Si usamos tomates de lata los rompemos un poco con una cuchara y si son naturales los cortamos en cuatro o seis trozos cada uno antes de juntarlos con el resto de los ingredientes, en este último caso habrá que añadir también un poco de agua porque tienen menos líquido.
  3. A continuación van el vino, los granos de pimienta enteros, el laurel, el comino, la sal, un poco de pimienta molida y si nos gusta que quede un poco picante también una cayena.
  4. A partir de ahora hay que dejarlo cocer hasta que la carne esté blanda, una hora y media más o menos, dependiendo del tipo de carne que hayamos elegido. No hay que descuidarse y dejar que se quede seco porque se quemará, hay que remover cada tanto y añadir agua si hace falta. El resultado debe ser un estofado con una salsa espesa y no con un líquido acuoso y mucho menos servirlo con la pasta y formar una sopa en el fondo del plato.
  5. La pasta la hacemos en el momento en el que vamos a comerla, la emplatamos individualmente y servimos a un costado una buena ración del estofado.
Trucos y Consejos

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*